Menu Close

¡A esto los comunistas le llaman democracia!

Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Foto: Roberto Suárez/radiorebelde.cu)

GUANTÁNAMO, Cuba.- La nueva estructura del Estado que propone el Proyecto de Constitución no tiene referentes en la Teoría del Estado y del Derecho.

El gobierno cubano no es presidencialista, parlamentario ni semiparlamentario. Tampoco se asemeja las estructuras estatales de otras dictaduras comunistas, según reconoció el Dr. José Luís Toledo Santander, Presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) en el programa “Hacemos Cuba” de este miércoles 7 de noviembre.

Se trata de un “aporte” de los comunistas cubanos, aunque en casi sesenta años de revolución en Cuba no ha habido democracia ni prosperidad, ni se ha desmontado el método vertical de “ordeno y mando” para favorecer el empoderamiento ciudadano que es la verdadera razón de existencia del socialismo. Hasta ahora, allí donde quienes se han hecho del poder han hablado de implantar el socialismo, han acabado con la práctica de elementales derechos humanos e implantado verdaderas satrapías. Cuba no es la excepción.

En el Proyecto de Constitución que ahora se discute se ha descentralizado el ejercicio del poder, tal y como hasta ahora lo conocemos. Creo que es bueno, porque todos estos años han estado marcados por la égida de un poder centralizado en dos personas que ocuparon los más altos cargos del partido y del Estado. ¿No lo hicieron antes porque ese poder omnímodo —hasta ahora ejercido por Fidel Castro Ruz y su hermano— sólo puede ser atributo de los miembros de la generación histórica de la revolución cubana? ¿O será que, a punto de que esa generación desaparezca, se intenta impedir el desmantelamiento de un sistema inoperante, algo posible si el poder se mantiene concentrado en una sola persona ajena a esa generación?

La ANPP en el Proyecto de Constitución

En el proyecto se introduce la novedad de que el Presidente, Vicepresidente y Secretario de la ANPP lo serán también del Consejo de Estado (CE). También crea los cargos de Presidente de la República y el de Primer Ministro.

Mantiene en su artículo 97 que la ANPP es el órgano supremo del poder del Estado, que representa a todo el pueblo y expresa su voluntad soberana. Pero eso es teóricamente pues en realidad los comunistas que la integran representan únicamente a los cubanos que simpatizan con el régimen. A quienes defienden otro proyecto de país no los representan, por el contrario los discriminan. Por tal razón esa asamblea no puede expresar la voluntad soberana de todo el pueblo —como afirma el proyecto— pues ese ejercicio está circunscripto a los intereses del partido comunista y excluye a quienes no pueden ejercer elementales derechos civiles y políticos.

Un aspecto novedoso resulta la radical modificación del artículo 74 de la Constitución vigente, que dispone que la ANPP elige, de entre sus diputados, al CE, integrado por un Presidente, el Primer Vicepresidente, cinco vicepresidentes, un secretario y 23 miembros más. Hasta ahora el Presidente del CE ha sido el Jefe de Estado y de Gobierno. Con la propuesta del proyecto en su artículo 102 —relacionado con el 116—ahora el Presidente de la ANPP, el Vicepresidente y el Secretario pertenecerán también al CE, sobre el cual el proyecto no define su número de miembros ni cantidad de cargos principales, lo cual queda a voluntad del legislativo.

En cuanto a las atribuciones de la ANPP se mantienen todas las que reconoce la Constitución vigente y se introducen otras que fortalecen el papel de la institución y el de su Presidente.

Después de tantos años de existencia de un poder sumamente centralizado es posible que esas modificaciones provoquen dificultades, sobre todo durante los primeros tiempos, si es que el proyecto resulta aprobado, lo cual ya se da por hecho teniendo en cuenta que hasta ahora no se ha anunciado que el referendo va a ser vigilado por organismos internacionales. Existe la impresión de que después de tantos experimentos fallidos la creación de algunos de estos cargos no es necesaria y que existen áreas de confluencia entre las funciones de la ANPP, el CE, el Presidente de la República y el Primer Ministro, lo cual crea muchas especulaciones, aunque será la vida la que dirá la última palabra.

Lo peor es que el proyecto mantiene situaciones jurídicas que coartan el ejercicio de la soberanía, pues, por si ya fuera poco lo apuntado precedentemente, será la ANPP la que va a elegir al Presidente y Vicepresidente de la República; a su Presidente, Vicepresidente y Secretario, que pertenecerán también al CE; designará también al Primer Ministro a propuesta del Presidente de la República, a los Viceprimeros ministros y demás miembros del Consejo de Ministros, al Presidente del Tribunal Supremo Popular, a sus magistrados y jueces legos, al Fiscal General de la República y a los vicefiscales, al Contralor General de la República, a los vicecontralores y a los gobernadores provinciales. Recuerdo a los lectores que la ANPP está compuesta por sólo 605 diputados, quienes representan sólo el 0.0070023237% de los 8 639 989 ciudadanos con derecho al voto, según los datos ofrecidos por la Comisión Electoral Nacional durante las pasadas votaciones para elegir a los diputados. O lo que es lo mismo, casi absolutamente las decisiones más importantes del Estado están en manos de 605 cubanos, los demás 8 639 384 no deciden nada. ¡Y a eso los comunistas le llaman democracia!

¿Y el pueblo de la “democracia” cubana a quién elegirá? Pues a los delegados del Poder Popular, que nada representan en un sistema que ni es popular ni ofrece poder al pueblo. Y también, a lo sumo, a tres o cuatro diputados por cada zona de residencia, algunos de los cuales ni siquiera viven en ella ni se toman el trabajo de visitarlos jamás. ¡Y aun así la prensa oficialista tiene la desfachatez de criticar las elecciones en los países donde existe el multipartidismo y la tripartición de poderes!

Asamblea Nacional del Poder Popular, Destacados, Opinión

Leave a Reply

Your email address will not be published.