Menu Close

Cuba anuncia resultados de investigación por ataques sónicos

Según Fernández Cossío el régimen cubano no tendría nada que ver con los supuestos ataques sónicos.

Según Fernández Cossío el régimen cubano no tendría nada que ver con los supuestos ataques sónicos. (PÚBLICO)

Informes de Local 10 News y Diario de Cuba, señalan que tras un largo proceso investigativo, especialistas cubanos dieron a conocer este jueves los resultados del estudio de los incidentes de salud que padecieron varios diplomáticos estadounidenses y canadienses en sus sedes de La Habana.

Durante una rueda de prensa el director para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Carlos Fernández Cossío, señaló que se logró determinar que “no hay evidencia, teoría ni resultado investigativo apegado a la ciencia que justifique el término ataque”.

Los médicos, científicos y agentes de seguridad que integraron el equipo de investigación sobre este caso, en la rueda de prensa revelaron que las conclusiones a las que llegaron en La Habana, son el fruto de estudios que se hicieron de manera paralela a los que se están llevando a cabo desde EEUU; acotando que en determinados momentos sí hubo intercambio de informaciones entre ambas partes.

Fernández Cossío manifiesta que por parte del Gobierno cubano no existen dudas sobre las enfermedades presentadas por los empleados de las embajadas, no obstante asegura que dichas afecciones de salud no guardan relación alguna con acciones del régimen durante su estancia en territorio cubano.

Asimismo, el funcionario del gobierno restó importancia a la similitud de los síntomas presentados por los trabajadores de Estados Unidos y de Canadá, ya que considera que estos pueden deberse a “condiciones preexistentes” y a motivos psicológicos asociados a “la influencia de las redes sociales, el Gobierno, los médicos y los medios de comunicación”.

Desde la perspectiva del régimen cubano es imposible haber ejecutado ataques sónicos, acústicos o con microondas en contra de los extranjeros perjudicados, ya que la sintomatología presentada no es coherente con los característicos de este tipo de ataques.

El teniente Coronel Roberto Hernández Caballero, funcionario del Ministerio del Interior, aclaró que la maquinara capaz de crear sonidos de gran alcance como los descritos por las autoridades de EEUU, no se encuentra bajo el dominio del gobierno cubano.

Esta investigación que tuvo una duración de dos años, tiene incluidas más de 100 entrevistas que realizaron a personas que viven en las zonas aledañas a las viviendas donde residían los trabajadores estadounidenses y canadienses, por lo que Fernández de Cossío señaló de manera directa al gobierno de Donad Trump de “manipular” la información y realizar “acusaciones infundadas” para perjudicar la reputación y las relaciones con el gobierno de Cuba.

Entre las denuncias realizadas, se expuso que Estados Unidos no quiso cooperar como se le solicitó durante la investigación realizada y pese a que con Canadá ha habido una mejor disposición en la colaboración, todavía no poseen resultados concluyentes.

El funcionario de la cancillería cubana, afirmó además que desde el gobierno de Cuba se “garantiza la seguridad y tranquilidad de todas las misiones diplomáticas y de su personal” y una vez más puso en manifiesto su disposición de colaborar en el descubrimiento de las causas de estos sucesos, que por el momento siguen representando una gran incógnita.

Al menos 26 funcionarios de Estados Unidos y 14 de Canadá que trabajaban como personal diplomático en La Habana, hasta el momento han manifestado síntomas como fuertes dolores de cabeza, disminución en la capacidad de concentración e incluso lesiones cerebrales, por lo que han sido atendidos por médicos de Ottawa y EEUU.

Con Información de Cuba en Miami

La entrada Cuba anuncia resultados de investigación por ataques sónicos se publicó primero en PERIÓDICO CUBANO.

ataques a diplomáticos, ataques acústicos, ataques sónicos, gobierno cubano, Gobierno de Donald Trump, Noticias de Cuba

Leave a Reply

Your email address will not be published.