Menu Close

La laguna de las libélulas azules

 

Veda el paso a las moscas

y en los ojuelos renegridos por el placer predador

360 grados de estanque bruñido, campo de arroz, montaña dura y blando cielo

 

frotándose el carpelo polvoroso

trepa cuencos de estambre

y monta al carrusel de los pistilos encarnados

 

—y por un instante persiste la belleza sobre el asombro del agua—

 

flamean las alas de celofán iridiscente

y equilibrista se hace la mansa

ante el repaso del Conde de Camors

leer más

Cuba, literatura, Poesía, Rosie Inguanzo

Leave a Reply

Your email address will not be published.