Menu Close

Situación crítica en el suministro de medicamentos a farmacias en Mayabeque

Odisea de la compra de medicamentos en farmacias cubanas ante la inexistencia de múltiples fármacos

Odisea de la compra de medicamentos en farmacias cubanas ante la inexistencia de múltiples fármacos.(CUBANET)

La escasez de fármacos en la provincia Mayabeque, constituye un problema que impacta en la calidad de vida de la población necesitada, pues abarca variados medicamentos que requieren las personas que sufren cardiopatías, tensión arterial, problemas respiratorios y dermatológicos.

De acuerdo a declaraciones ofrecidas por Carlos Manuel Gómez, administrador farmacéutico en el municipio San José de las Lajas, en lugar de mejorar la situación de crisis en el abastecimiento de medicamentos, el problema se agudiza cada día más y los usuarios tienen menos posibilidades de adquirir un amplio grupo de antibióticos, antistamínicos y analgésicos.

Al respecto, mencionó: “Hace dos meses tenía unos 48 medicamentos en falta. Hoy son 102, con un grupo que desde agosto no entra o su abastecimiento se sigue quedando muy por debajo de la demanda”.

De igual forma explicó que: “Con la llegada del invierno habitualmente crece la demanda de medicamentos para alérgicos, pero la mayoría de las veces no tenemos nada de lo que vienen buscando. Lo mismo pasa con los que tienen tratamientos para la piel o la respiración, en especial las pomadas y otros ungüentos están desaparecidas”.

Sin embargo, el Ministerio de Economía y Planificación (MEP), destina cerca de 200 millones de dólares anuales para la adquisición de materias primas farmacéuticas, como parte de la búsqueda de una autosuficiencia productiva que a través del grupo empresarial Biocubafarma cubre 499 medicamentos del cuadro básico, mientras que el resto es importado por la empresa Medicuba.

Por tanto, de los fármacos producidos a nivel nacional sólo 398 medicamentos se ofrecen en las farmacias de las comunidades, mientras que los 101 restantes son exclusivamente de uso hospitalario.

Gladis Abreu Linares, Jefe de Almacen de una de las farmacias en el municipio Güines, afirmó que: “desde el inicio de la crisis, como medicamentos de difícil acceso se mantienen el Troabín, Ketotifeno, Nistatina, Triancinolona, Tornastato, Salbutamol, Becloasma, Hidrocortizona, Amlodipino y Timolol, entre otros”.

Asmismo, mencionó que: “a la lista de ausentes, o de distribución intermitente, se suman vitaminas como las B1, B4 y B12; antibióticos como la Amoxicilina, Ampicillina, Acitromicina y el Sulfraprín, así como el Analapril y supositorios para niños, fundamentalmente los de glicerogelatina para efectos locales y rápidos”.

“Hay medicamentos realizados a partir de compuestos orgánicos, tales como champús, colirios, gotas ópticas y nasales que se fabrican en el país y que son los más difíciles de resolver”, agregó.

De igual forma, Blanca Rosa Correa Fría, cuyo hijo padece una alergia que le provoca problemas respiratorios y erupciones infecciosas en la piel, mencionó que: “la mayoría de esos medicamentos no se pueden comprar en las farmacias estatales de la provincia, por lo que tiene que desplazarse hacia los dispensarios de la capital o recurrir a las farmacias que venden en CUC”.

“Mi hijo tiene caída de cabello, si no me muevo por debajo de la mesa nunca se recupera porque las medicinas hace meses que no entran a la farmacia. El champú de placenta, que es lo único que no es por receta, donde único aparece es en La Habana, y tienes que pagarles a los dependientes para que cuando entre te guarden un par de pomos, porque ‘vuela’ y luego tienes que comprarlo en el mercado negro”, comentó Correa.

Adicionalmente a ello, persiste la limitante de que las recetas médicas sólo tienen valor dentro de la provincia de origen.

Lamentablemente el mercado negro constituye la única solución que se encuentra ante la crítica disponibilidad de medicamentos y al cual las personas necesitadas tienen que recurrir al precio que sea necesario.

Emilio Espinosa Menoya, de 74 años e hipertenso, y vive la odisea de la compra de medicamentos donde “las medicinas entran por la puerta delantera e inmediatamente salen por la trasera”.

“Hace dos meses que no cojo algunos medicamentos. Cuando al día siguiente tocan entrar los medicamentos hago la cola de madrugada, y el 15 en la cola no alcanzo. Nadie sabe que se hacen, si no es por mi hija que me los compra con alguien en la calle, la presión arterial ya me hubiera matado”, recalcó Emilio.

Con información de CubaNet

La entrada Situación crítica en el suministro de medicamentos a farmacias en Mayabeque se publicó primero en PERIÓDICO CUBANO.

falta de medicamentos, Farmacias cubanas, Mayabeque, Medicamentos, Noticias de Cuba

Leave a Reply

Your email address will not be published.